Donante Renal de persona Viva

El trasplante renal es, sin duda, el tratamiento de elección en casos de Insuficiencia Renal Terminal, cuando ello es posible y está indicado en el paciente en cuestión. Dentro de esta modalidad de trasplante, la utilización de riñones de un donante vivo ofrece indudables ventajas; el órgano que se va a trasplantar es "el mejor posible" ya que el donante ha sido estudiado meticulosamente desde el punto de vista clínico y será descartado ante el menor problema. Por otro lado, el procedimiento quirúrgico, electivo y programado, evita todo sufrimiento al órgano a trasplantar y deja en prácticamente inexistente el periodo de isquemia fría. Con un riesgo relativamente bajo para el donante se ofrece reducir la necesidad de tratamiento sustitutivo con diálisis, con el consiguiente impacto positivo que ello conlleva tanto en términos de morbilidad y complicaciones como desde el punto de vista de la adaptación psicológica a la enfermedad, las relaciones familiares y sociales, las opotunidades laborales o de formación e incluso el coste económico.

El periodo medio que cabe esperar que funcione un riñón trasplantado de donante fallecido (no confundir con la vida del paciente que aunque pierda el riñón puede volver a la diálisis o ser trasplantado de nuevo) en de 10,2 años mientras que un riñón de donante vivo cabe esperar que funcione como media 16,1 años si se trata del padre o la madre e incluso más: 16,7 años si no hay relación de parentesco, aunque ello se deba a que en general este tipo de donantes es más joven.

huida

Frente a ello encontramos la reticencia que genera someter a una intervención quirúrgica y quitar un riñón a una persona sana. Aunque los peligros que corre el donante son pequeños y calculados cuando todo se hace correctamente, el riesgo cero no existe.

Se trata de una alternativa válida para paliar la escasez relativa de órganos para trasplante y contrarestar el cambio evolutivo de las características de los donantes fallecidos hacia una mayor edad o hacia una mayor prevalencia de patologías como la hipertensión o la diabetes.

Si estás considerando la posibilidad de ser donante vivo de riñón puedes informarte con el manual realizado para nuestros pacientes en el Hospital General Universitario de Alicante

Esta guía extraida la web de Alcer de será muy útil tanto para ti como para tus familiares, porque tendrás información sobre los riesgos, los efectos beneficiosos, las exploraciones, el procedimiento y el seguimiento asociados con la donación de un riñón.

En ningún caso esta guía pretende sustituir las reuniones personales entre el equipo de trasplante, el posible donante, el receptor y sus familias. Además, no sólo podrás comentar personalmente con el médico de la unidad de trasplantes o el coordinador todos los aspectos que se tratan en esta guía, sino que siempre podrás obtener más información de ellos.