El tratamiento

Trasplante de Corazón. Guía del Paciente.

En la planta de cirugía cardíaca pasarás entre 5 y 15 días, hasta que estés restablecido y hayas recuperado tu autonomía para pasear, vestirte, ducharte, comer, etc.

En ese mismo período se habrá realizado la primera biopsia, gracias al catéter que aún tienes en el cuello, para que puedas irte con el tratamiento adecuado y por supuesto nos habremos cerciorado de que no existe ninguna complicación postoperatoría, infecciones o efectos imprevistos de los fármacos.

Estos días son muy interesantes, debes ir pensando en las dudas que te surgirían si estuvieras ya en casa para preguntarlas y anotar lo que te parezca importante. Vas haciendo ejercicio, paseando cada día un poco más, aprendiendo la forma adecuada de administrar los medicamentos y entendiendo las prescripcíones del médico.

medico.jpg (44618 bytes)

Incluimos como apéndice un modelo de órdenes de tratamiento parecido al que tu te llevarás a casa, asegúrate de que lo entiendes todo.

Vamos a repasar ahora las medicinas que forman el tratamiento de un trasplantado cuando se va a casa. Incluimos casi todas las posibles pero probablemente en tu caso no todas serán necesarias.

A - Inmunosupresores:

Ya sabes lo que son y para que sirven:

  1. Ciclosporina (Sandimmun): Es el más importante. De hecho los especialistas ya hablan del "antes y después de la ciclosporina". Se descubrió en los años 70 y se empezó a utilizar en los 80. Tiene la extraordinaria capacidad de inhibir el rechazo sin predisponer casi a infecciones. Pero es peligrosa para el riñón y posee algunos otros efectos tóxicos que impiden utilizarla a dosis muy altas.Cada paciente necesíta una dosis distinta y además cambia con el tíempo y con las modificaciones del tratamiento. Para adecuar la dosis a cada circunstancia hay que medir su concentración en la sangre. Este análisis se te hará en todas las revisiones. Hay pastillas de 25, 50 y l00 mg. conviene que tengas en casa de las tres para que te salgan las cuentas de la dosis justa que tienes que tomar. Las tomas se hacen cada 12 horas y recomendamos a las 9 de la mañana y 9 de la noche. Cuando vengas a revisión se te hará un análisis de los niveles sanguíneos de Ciclosporina. La sangre debe ser extraida antes de la dosis de la mañana por lo que es esencial síncronizarnos bien. Ya nos pondremos de acuerdo sobre la hora y la forma más cómoda de hacerlo en tu caso. Puedes observar alguno de los siguientes efectos no deseables del producto, son más frecuentes cuando las dosis son altas pero nunca modifiques la dosis sin que te lo hayan ordenado tus médicos. Ligero temblor en las manos, aumento del vello corporal o de la cara, engrosamiento de las encías o dolor de cabeza. También puede producir elevación de la presión arterias y alteraciones del funcionamiento del riñón.

  2. Prednisona. Es un fármaco de la familia de los corticoides, muy utilizados en todas las ramas de la medicina, con potentes efectos inmunosupresores y antiinflamatotios. Tiene inconvenientes si se usa a dosis altas pero lo normal es que se disminuya poco a poco, hasta 5 a 15 mg al día, o que incluso en algunos casos se puede llegar a suspender. Un corticoide muy parecido es el que se usa por vía intravenosa para el tratamiento del rechazo. Existe en el mercado con distintos nombres y en pastillas de 2.5, 5, 10, 20 y 40 mg. Cerciórate de que tomas la cantidad exacta o consulta a tu enfermera si no estás seguro. Los efectos indeseables son:
    • Hinchazón de la cara, manos y pies, por retención de líquidos. Este efecto es constante el primer mes pero más tarde desaparece.
    • Obesidad: es muy importante vigilar tu peso porque te encontrarás bien, comerás con apetito y tomarás prednisona. Todo junto puede hacerte engordar mucho.
    • Diabetes: Si eres diabético, necesitarás más insulina y si tienes propensión a serlo, empezarás a necesitar insulina. No te preocupes, cuando se baje la dosis, volverás a tu estado inicial.
    • Molestias osteomusculares (dolores de tipo reumático): Pueden aparecer con el paso de los meses pero no es muyfrecuenteypueden evitarsey corregirse.
    • Cambios en la piel. Como sensibilidad a la luz solar, por lo que deberás exponepie con moderación y usar cremas de protección, granitos, picazón, estrías. Conviene tener cuidado, pues al rascartepuedes hacerte una berida que fácilmente se infectará y tendrá una lenta curación. Si alguna de estas alteraciones llegara a suponer un problema, disponemos de un especialista dermatólogo que nos ayudaría a resolverlo.
    • Cambios en el humor o en el estado de ánimo.
  3. Adaptación: Esto es importante. Insistiremos más sobre ello. En el organismo tenemos unas pequeñas fábricas de corticoides llamadas capsulas suprarrenales que están encima de los riñones y producen precisas cantidades que son necesarias para la vida. La cantidad que nosotros utílizamospara inmunosuprímir es mucho mayor y mientras dura el tratamiento, las cápsulas suprarrenales detectan los corticoides circulantes y dejan de funcionar, entendiendo que ya hay de sobra en la sangre.

    Si por cualquier motivo se abandona el tratamiento, el corticoide desaparece de la sangre y las cápsulas suprarrenales, que llevan a lo mejor un mes sin funcionar, tardan en arrancar de nuevo, y se produce una situación muy peligrosa llamada depravación esteroidea. Comprobarás que para disminuir la dosis lo hacemos muy poco a poco para que esas glándulas tengan tiempo de despertar y empezar a trabajar otra vez.

  1. Azatioprina (Imurel). El tercer inmunosupresor actúa en la médula de los huesos impidiendo la normal fabricación de linfocitos. Puede producir vómitos y notaras que te cae algo el pelo. También disminuye la síntesis de otras células sanguíneas (leucocitos) y para vigilarlo se hacen análisis de recuento de dichas células periódicamente.

B - Profilaxis infecciosa

Son una serie de medicamentos que se administran para prevenir las inyecciones más frecuentes.

Se usa siempre, los primeros meses después del trasplante el Cotrimoxazol (Septrin) que previene infecciones por protozoos, la nistatina (Mycostatin) para evitar las micosis (infecciones por hongos) del tubo digestivo y el aciclovir (Zovirax) para los molestos brotes de herpes.

En función de susceptibilidades individuales, a veces se añaden otros tratamientos como profilaxis, por ejemplo: antítuberculosa con Isoniacida (Cemidon), antitoxoplasma con Pirimetamina (Daraprim) o Anticitomegalovirus con Ganciclovir (Cymevene).

C - Otros

El corazón trasplantado es muy propenso a la enfermedad coronara, para prevenirla, aparte de las medidas higiénico-dietéticas, suele aconsejarse aspirina en dosis muy bajas.

Hemos visto ya que la ciclosporina y los corticoides elevan la presión sanguínea y que la hipertensión debe ser evitada. Por ello es frecuente la asociación de algún antihipertensivo o diurético, estos últimos, aumentando el volumen de la orina producida, compensan la tendencia a la retención de líquidos y normalizan la presión.

Ocasionalmente recibirás otras medicinas, laxantes, antiácidos, etc. y por supuesto los tratamientos de otras enfermedades que puedes padecer como todo el mundo.

Sin embargo, incluso en este caso, debemos saber que estás recibiendo otro tratamiento y el médico que te lo prescribe debe conocer en detalle tu situación.

 Tabla de medicación

 

 Inmunosupresores.

Ciclosporina (Sandimmun)

Prednisona (Prednisona)

Azatioprina (Imurel)

Profilaxis:

Cotrimoxazol (Septrin)

Nistatina (Mycostatín)

Isoniacida (Cemidón) No en todos los casos

Pirimetamina (Daraprim) No en todos los casos.

Otros. No en todos los casos

Antihipertensivo

Diurétíco

Antiagregante

Hipolipemiante

Calcioantagonista

etc ....

Claves del tratamiento bien hecho

  1. Aprender el nombre de las medicinas y su finalidad.
  2. No te fíes de tu memoria y comprueba las dosis, horas y días en que debes tomarlos.
  3. Memorizar, si es posible, las dosis, horas y días en que debes tomarlos.
  4. Toma la medicación tal cual te ha sido prescrita.
  5. Conserva la medicación guardada, ordenada, limpia y seca, aislada de puntos de luz, calor o humedad.
  6. Tira los frascos o cajas agotados o caducados.
  7. Nunca cambies de caja las pastillas ni las juntes en otra caja, es una fuente de equivocaciones.
  8. Anota los efectos no previstos de la medicación y comunícanoslo: vómitos, urticaria, dolor de cabeza, dolor de estómago o lo que sea.
  9. Si en una dosis cometes un error, no intentes corregirlo en la siguiente, pues cometerías dos. Apúntalo para advertírnoslo.
  10. No tomes ninguna otra medicación sin comunicárnoslo antes.

Si vomitas después de tomar las medicinas, espera un rato, toma una cucharada de Primperan y a la media hora vuelve a tomarlas. Si vuelves a vomitar, repite la operación, pero esta vez toma sólo la mitad de las dosis. Y apunta lo que ha pasado

... Y llegados a este punto te preguntarás: ¿Hasta cuando tengo que convivir con toda esa farmacia?.

La respuesta tampoco es fácil, varía mucho de un paciente a otro, lo más normal es que al cabo de unos meses, te quedes sólo con los inmunosupresores, y ya con dosis muy bajas.