El protocolo de estudio

Trasplante de Corazón. Guía del Paciente.

Esta expresión tan sonora abarca los análisis, pruebas, radiografías, etc. que se te barán para tener el adecuado conocimiento de tu estado antes del trasplante.

Lo explicaremos detenidamente:
Historia clínica: Es el conjunto de preguntas que te harán cien veces, cien médicos distintos. sé comprensivo, cada uno quiere saber con certeza y por si mismo cual es tu versión de la enfermedad que padeces y tus síntomas.

Exploraciónes físicas: otras cien veces, te auscultarán el corazón y los pulmones, te palparán el cuello, las axilas, las ingles, te tocarán la barriga, la linternita en los ojos, el martillo de reflejos, etc...

ordenador.jpg (58146 bytes)

Análisis de sangre., Pondrán a prueba tu paciencia porque recibirás muchos pinchazos a lo largo de tu permanencia en el hospital. Ten la seguridad de que pensamos detenidamente cuantas son las extracciones sanguíneas imprescindibles.

Análisis de orina: Se cometen muchísimos errores en la recogida de muestras de orina. Pon atención en ello.

Pueden pedirte que recojas la orina de 24 horas. Esto supone: Orinar en el retrete, mirar la hora y a partir de ese momento recoger en un gran cacharro toda la orina que se produzca en todo ese día y la noche siguiente y a las 24 horas, es decir, a la misma hora del día siguiente, orinar de nuevo y por última vez, en ese mismo cacharro.

cientifico.jpg (51198 bytes)

cientifico2.jpg (42819 bytes)

Muestra de orina para cultivo: Se obtiene previo lavado de los genitales con agua y jabón y despreciando el primer chorro de la micción. El frasco de recogida es estéril, viene cerrado en una bolsa de plástico y debe permanecer abierto el mínimo tiempo posible para recoger la muestra de orina.

En alguna ocasión especial es preciso extraer sangre y, recoger orina casi al mismo tiempo.

Muchos análisis se hacen para medir tus defensas contra agentes infecciosos. Esto nos permite saber si hay que vacunarte o darte medicinas para evitar infecciones, porque una vez trasplantado disminuyen mucho las defensas. De eso hablaremos más tarde.

Se te harán algunas pruebas en la piel que también miden defensas y se llaman "Intradermorreacciones".

Electrocardiograma: Ya te habrán hecho muchos, seguro. Ahora es un buen momento para que comprendas que, aunque parezca mentira, la contracción del corazón es producida por una pequeña corriente eléctrica de milésimas de voltio, que viaja a través del músculo poniéndolo en marcha. Aún más, ese viaje se hace a través de unos "cables" especiales, que tiene el propio corazón.

Estos fenómenos eléctricos pueden verse, medirse y compararse gracias al Electrocardiograma, por eso es tan importante.

Holter: Es como una mezcla de radiocasete y Electrocardiograma, y efectivamente, graba a lo largo de 24 horas, todos los acontecimientos eléctricos que se producen en el corazón.

Radiografía de Tórax. Te la repetirán muchas veces porque obtiene imágenes de los pulmones y el corazón.

TAC o Scanner. Es una radiografía especial que permite ver cosas o sitios de nuestro organismo que en la radíografía normal no se ven bien.

Ecografía abdomínal.- Usa ultrasonídos en vez de Rayos X, Es muy útil para ver la vesícula de la bilis, la vejiga, etc. Tampoco molesta en absoluto. Se hace por lo menos una vez, antes del trasplante.

Ecocardiograma.- También es una técnica ultrasónica y está especialmente concebida para estudiar el corazón sin nitigi ira molestia. Lo repetiremos muchas veces.

Prueba de función respiratoria. Comprobar que tu aparato respiratorio esté sano es esencial para que no haya problemas después de operarte.

Ergometria y Ergometría con Talío. Mediante un esfuerzo físico medido, controlado y vigilado apuramos tu corazón para comprobar su capacida de respuesta y las reacciones del resto de tu organismo.

Cateterismo cardíaco. El interior del corazón y las arterias coronarias no se ven a Rayos X. Para ello es preciso inyectar en su interior, mezclado con la sangre, un líquido que llamamos contraste y que se ve muy bien con las radiografias.

Es una prueba importantísima. Permite ver dibujadas las aurículas, los ventrículos, las coronarlas, filmar en cine y video sus movimientos, el latido, la expulsión y admisión de la sangre, medir volúmenes y presiones. También se le llama Estudio hemodinámico con coronariografía.

Sí, es la prueba más importante. Para hacerlo es necesario llevar un tubo muy fíno hasta el corazón, por dentro de las arterías y las venas, a través del cual podremos inyectar el contraste. Este tubo se coloca en las venas de la ingle o del cuello con un poco de anestesia local. El recorrido hacía el corazón no se siente. Pregunta a otros pacientes a los que se les haya practicado esta prueba si les ha resultado molesta, pues sabemos que es la que más recelo te inspira.

Examen odontológico.- Te verá también un dentista, porque en la boca es donde más gérmenes acechan la oportunidad de pasar a la sangre cuando disminuyen las defensas. Es imprescindible suprímir todas las caries y extraer los dientes o muelas que puedan estar infectadas antes de operarte.

Consulta psiquiátrica: Nos hacemos cargo de que padeciendo una enfermedad crónica, seria e incurable !excepto con un trasplante¡, pasando mucbo tiempo en el hospital, donde otras personas sufren enfermedades y sometiéndote a pruebas y más pruebas, tu moral puede flaquear. Nadie va a exigirte que estés tranquilo ni contento, nos conformamos con verte sereno y confiado.

Muchas veces, en la vida, controlar el propío estado de ánimo es como saber conducir, en el hospital, un experto psiquiatra será tu copiloto. El sabe exactamente lo que sientes cada día y en cada momento.

Si en una de las pruebas anteriores se detecta alguna alteración, o algo no queda claro, puede ser necesario otro examen, pero en cualquier caso se te irá informando sobre la marcha.

Deberás firmar un documento, una especie de autorización que haces al hospital, para llevar a cabo todo el procedimiento (lo reproducimos en el apéndice II).