Las grandes preguntas.

Trasplante de Corazón. Guía del Paciente.

¿Por qué un trasplante?

Sólo uno de cada varios miles de enfermos del corazón es seleccionado para trasplante. Esto tiene su explicación. A la mayoría, el tratamiento con medicinas consigue devolverles un aceptable estado de salud. A otros muchos, la cirugía puede mejorarles su propio corazón. A algunos, su enfermedad cardíaca les ha dañado tanto otras partes de su cuerpo, los pulmones, el hígado y los riñones especialmente, que la sustitución del corazón no resolvería la situación y los expondría a un riesgo injustificado.

¿Por qué yo?

Sólo unos pocos, y este es tu caso, tienen el corazón gravemente dañado sin que esto haya alterado otros órganos sustancialmente. El riesgo del procedimiento es muy bajo y los resultados muy buenos.

Si se te ha propuesto como candidato es porque el equipoconsidera que las posibilidades de éxito son muy elevadas.

Se ha estudiado detenidamente tu caso, la naturaleza irreversible de tu enfermedad, las limitaciones que produce en tu vida actual y el futuro que su evolución permite suponer.

Aunque te parezca imposible, puedes recuperar tus aficiones pasadas, adquirir otras, trabajar si es tu deseo hacerlo.

Te pondremos en contacto con otras personas que han pasado por ello y te sorprenderá comprobar la satisfacción de sus actuales vidas.

Vale la pena. No es fácil, pero ese corazón te dará la fuerza para afrontar las dificultades que puedan surgir y para muchas más cosas.

¿Que me espera?

Esta pregunta no se puede responder. No la sabemos. Nadie puede prever el futuro.

Lo que guía nuestras decisiones, y así es como funciona la ciencia, son las estadísticas. Sabemos lo que pasó con otras muchas personas que estaban en una situación parecida a la tuya. Los que no pudieron ser trasplantados fallecieron en su mayoría dentro del primer año de seguimiento. Por el contrario, de los trasplantados con los medios actuales, la mayoría gozan de buena salud y hacen una vida normal en todos los aspectos.

Como es lógico, nadie va a hablarte de garantías ni de seguridades. No sería honesto. Aún así hay otra razón, te lo explicarán los propios trasplantados... a partir de la operación, la vida... es otra cosa.