La espera

Trasplante de Corazón. Guía del Paciente.

" Todo llega si se sabe esperar..... a veces incluso es inevitable",

Una vez que el estudio esté completo, el coordinador de trasplantes del Hospital transmite a la Organización Nacional de Trasplantes tu nombre, peso, grupo sanguíneo y otras características que permiten seleccionar el corazón adecuado para tí.De esta forma pasas a figurar en la lista de espera de Trasplante Cardíaco. La red de la Organización Nacional de Trasplantes (O.N.T.) cubre el ámbito estatal, pero está en conexión con otra red de rango superior y cobertura europea.La espera es breve, entre unos días y unas semanas, mucho menos tiempo afortunadamente que en otros paises, gracias al magnífico funcionamiento de la ONT y de los coordinadores de trasplantes.El donante es una persona, por otra parte sana, que acaba de fallecer a consecuencia de una grave lesión cerebral.

El receptor es quien como tú, precisa un nuevo corazón. La elección del receptor es complicada. Con los órganos sucede como con la sangre, no sirve la de uno para cualquier otro, sino que hay que analizar primero las imcompatibilidades.

Y no sólo eso, sino que además donante y receptor deben ser aproximadamente del mismo tamaño.

traslado.jpg (77285 bytes) Se tiene en cuenta el criterio de gravedad, pues puede haber enfermos gravísimos cuya vida corre peligro ¡Eminente y por último, también se valora la distancia que hay que recorrer en el traslado del órgano.

Por suerte, los ordenadores y la sensatez trabajando unidos, consiguen distribuir deforma justa, puntual y eficaz, todos los órganos a medida que surgen donantes.

Más de un enfermo nos ha preguntado que pasará si recibe el corazón de una persona de otro sexo o raza; confiesa que ya se te había ocurrido esta delicada cuestión. Pues sencillamente, nada. Ni el sexo, ni la raza, ni la edad afectan a los injertos, ni por supuesto a los receptores.

Estamos en condiciones de garantizarte que, en nuestro país, todos los que trabajamos en trasplantes, vivimos obsesionados con que las donaciones sean libres, anónimas y gratuitas, y la distribución científica y transparente.

Nunca se ha detectado ninguna irregularidad en la historia del trasplante en España, y eso nos llena de satisfacción.

Durante el tiempo de espera lée y repasa este libro. Aprovecha tus visitas al hospital para resolver tus dudas, traelas apuntadas, si no se te olvidarán. Ponte en contacto con otras personas trasplantadas, si lo deseas, y vete conociendo al equipo.

En casa mantente distraído. Planea y pon en marcba el acondicionamiento del hogar, si es necesario, para cuando vuelvas de alta, ya operado. Continúa con tu vida cotidiana lo más normal posible, pues en casa todo el mundo estará algo nervioso.

Debes acatar el tratamiento y la dieta con rigor y bacer los ejercicios que te manden ya que tu estado debe de ser óptimo el día que te llamemos.

Camina por terreno llano en la medida en que no te produzca dolor en el pecbo o fatiga. Si no eres capaz y debes permanecer sentado o acostado, manten los pies en alto y haz movimientos como si anduvieses en bici o nadaras, acompañados de respiraciones pausadas y suaves.

La televisión, la música, la lectura y las manualidades pueden ayudarte a matar el tiempo.

Ten la maleta hecha y guardada: debe contener un cepillo de dientes nuevo y el resto del espacio ocúpalo con decisión, entusiasmo e ilusión.Debes estar siempre localizado, día y noche, a través del teléfono, pero si no lo tienes, no te preocupes, buscaremos alguna solución.

Algunos días te despertarás deseando recibir esa llamada, otros te dará miedo. Estos altibajos son normales, no deben a vergonzarte. Si te producen ansiedad, coméntalo con el psiquiatra, él te explicará las distintas formas de pasar esos momentos dificiles. En cualquier caso, aunque pasen los días, nunca pienses que nos hemos olvidado de ti, eso es sencillamente imposible.

Si vives lejos del hospital ten previsto de antemano cómo vendrás y cuanto tiempo te va a llevar. Te llamaremos con un margen de varias horas pero es conveniente evitar retrasos innecesarios que te pondran nervioso.

Cuando recibas la llamada: Ven.

Recuerda únicamente que a partir de ese momento no debes ingerir nada por la boca, ni comida ni bebida.

Por último unas palabras acerca del donante.

No te gustará hablar de este tema. Se mezclan en ti sentimientos confusos.- "...deseo ser trasplantado, para ello debe fallecer alguien, otra familia debe sufrir..."

No. No es así. Todos los días se muere gente. Admirablemente, hay muchas familias capaces de donar, sin pedir nada a cambio, algo que por si mismo no vale ya nada y que para el receptor abre la puerta de una nueva vida.

hospital.jpg (90195 bytes)