El gran día

Trasplante de Corazón. Guía del Paciente.

.....¿Si? ¿dígame?.....

....Mire, ...si, le llamamos del Hospital Juan Canalejo puede acudir a ingresar. Hay un corazón disponible.

llamada.jpg (65063 bytes)

Tan fácil como eso. Todo estaba previsto.

Recuerda: No comas ni bebas nada. Tranquilízate y ¡en marcha!.

Debes tener muy claro que una vez activada la alerta de trasplante pueden surgir contrariedades y obstáculos que impídan llevar a cabo la intervención. La razón más frecuente es el fracaso del donante. Para comprender porqué sucede esto hay que tener en cuenta algunos aspectos de la donación.

Cuando fallece una persona en una moderna unidad de cuidados intensivos, si está sometida a respiración artificial, se mantiene la sangre bien oxigenada y el corazón puede seguír latiendo durante algunashoras.

La muerte se detecta por la desaparición de la actividad cerebral (muerte cerebral) y se ocumenta mediante multitud de pruebas, entre ellas el electroencefalograma del cadaver. Esta es la codición en la que los órganos pueden ser extraídos para trasplantar.

Cuando se da esta situación, los posibles receptores son localizados e ingresados en ese o en otros hospitales.

Sin embargo en cualquer momento el corazón dejará de latir. Si eso sucede antes de haberlo extraído, los receptores verán desmoronarse toda su ilusión en un instante, mientras recogen de nuevo sus cosas para volver a casa.

No te dejes desmoralizar sí esto llega a suceder. Te habrá servido de ensayo general y a la siguiente llamada será todo más fácil.

Una vez ingresado serás visitado por el cardiólogo, el cirujano, el anestesista y el médico de la Unidad de Medicina Intensiva (UVI). Llevarán a cabo una última valoración preoperatoria.

La enfermera te instalará y te irá dando instrucciones.

Te haremos un análisis, un electrocardiograma y una radiografía de tórax. También puede haber en ti cosas que obliguen a pararlo todo, como por ejemplo una infección.

Deberás retirar todas las joyas, adornos corporales productos cosméticos. Te afeitarán el pecho y los muslo, si eres varón, y te lavarán, si tu no puedes hacerlo.  Finalmente te limpiarán con un producto antiséptico y pondrán en tu cama ropa estéril.

Cuando ya tenemos los últimos resultados de tu análisis y la seguridad de que el corazón es adecuado y valido vendrán a recogerte y te trasladarán al quírófano.

Es un momento muy emotivo. Tómalo con serenidad.

  intrumentista.jpg (54697 bytes)

Una vez en el quirófano te colocarán en la mesa de operaciones, que tiene una luz encima, como las de las

películas, y toda la gente que te rodea estará ya vestida de verde y con la cara tapada.

Te pondrán un catéter en una vena del brazo y una sonda para la orina. Ambas cosas son algo molestas pero necesarias. Recuerda que un catéter no es más que un tubo fino de plástico para inyectar suero y medicinas directamente en la sangre. La sonda es para que puedas orinar mientras estés anestesiado y para comprobar como funciona el riñón, pues como ya sabes, es un testigo estupendo de la situación cardio-circulatoria.

Quizá no te enteres de nada más. Despertarás entre 7y 10 horas más tarde en la UVI bajo la atenta mirada de una médico y un enfermero (No siempre es al revés)