Las medidas de aislamiento

Trasplante de Corazón.

Guía del Paciente.

 

Al principio el grado de inmunosupresión es máximo y las precauciones antiinfecciosas han de serio también.

Estarás en una habitación individual, separado del pasillo por dos puertas. Todo el contenido de la habitación y las paredes estarán lavados con antisépticos (por ejemplo lejía diluida en agua). Vestirás ropa estéril y los médicos y enfermeras llevarán también bata estéril, guantes y mascarilla. Tus familiares cuando entren a verte, lo harán en las mismas condiciones.

No se introducirán flores ni plantas en tu cuarto durante esos días y tus periódicos o revistas deberán ser estrenados y utilizados sólo por ti. Hasta la tele y el radiador deberán ser minuciosamente limpiados.

Los alimentos en este período son estériles o sea no tomarás nada crudo, sino cocinado en una olla a presión y agua embotellada.

Más tarde, cuando te vayas para casa puedes comer casi de todo, pero ya hablaremos de la dieta más adelante.

Cuando salgas de la habitación serás tú quien lleve la bata, los guantes y la mascarilla, mientras estés en el hospital.

Una vez en casa es más fácil, higiene esmerada,  frecuente lavado de manos, ducha diaria, cepillado de la boca después de cada comida y mucbo "sentidiño" común llegan para mantener una baja exposición a gérmenes.

cine.jpg (135962 bytes)

Extrema las medidas el primer mes y siempre que estés siendo tratado de un episodio de recbazo. Evita hacer o recibir visitas innecesarias. Tienes una buena disculpa para evitar a los parientes pesados.

No en todos los sitios hay los mismos gérmenes. Por ejemplo en el hospital hay más y más peligrosos. Hay que extremar las precauciones.

En casa no hay peligro. Lógicamente no debes convivir con personas que padezcan enfermedades contagiosas, pero no bay que tomarprecauciones especiales.

Los familiares que tengan fiebre o díarrea, calenturas en la boca o los niños con sarampión o rubéola, deben pasar esa semana en casa de los primos pero por lo demás incluso el perro, si está limpio, vacunado, bien educado y no vive en el interior de la vivíenda puede quedarse.

hos caseros como gatos, loros, cobayas o hámster es mejor regalarlos a un sobrino, le encantarán.

Recuerda volver a ponerte la mascatilla cuando vayas al cine, a locales públicos, o cuando tengas que venir al hospítal. Tambíén en el metro o en el autobús. En fín,  donde haya mucba gente y ¡más rabía te de ponértela!. Solo es necesaria los seis primeros meses.

En tus paseos o en el trabajo no la necesitas.