!A casa¡

Trasplante de Corazón. Guía del Paciente.

Más o menos a los diez días de operarte te hacemos la primera biopsia, antes y después de hacerlo te darán unos antibióticos.">Después suele hacerse una radiografía de tórax y un ecocardiograma.Si no hay rechazo te daremos el alta a los pocos días.Es normal que vayas con miedo, sintiéndote incapaz de recordar tanta información y atemorizado por la posibilidad de que se presente algún problema; se te pasará en dos días, verás que todo es muy fácil y si tienes alguna dificultad, podrás resolverlo llamándonos por teléfono. La Enfermera Coordinadora se entrevistará contigo para resolver dudas de última hora y te dará un número de teléfono de contacto.Ahora si que empieza la nueva vida.¿Qué debes tener en cuenta de ahora en adelante? Varias cosas, vamos a ver si contestamos a todas tus preguntas.Ya comentamos las medidas de higiene y aislamiento y no insistiremos más en ello.

La dieta: debes comer con poca sal y si la tensión tiende a elevarse, eliminarla por completo, en ese caso puedes sazonar la comida con vinagre, especias o zumo de limón.

Las bebidas embotelladas están estériles mientras el envase (botella o Tetra-brik) esté cerrado. Una vez abierto se conserva solamente 4 horas a temperatura ambiente o 24 en la nevera.

Esto mismo se aplica a la lata de conservas.Debes evitar las grasas de origen animal, en particular la mantequilla, la leche entera y la carne de cerdo. Las carnes magras depollo o vaca y el pescado son adecuados.No debes tomar nada crudo o embutido. La comida debe ser cocinada poco antes de que la tomes y no debes recalentar un plato frío que lleve horas cocinado.Puedes tomar fruta de monda, que esté íntegra y sana, lavada previamente en agua con unas gotas de lejía y pelándola.Con la vajilla o la ropa no son precisas medidas especiales.Modérate con lo que comes, pues tenderás a engordar rápidamente por el efecto de tu recuperada salud y por la acción de los corticoides. La obesidad puede llegar a constituir un problema serio.Puedes hacer todo el ejercicio que quieras, pero también con algunas particularidades.

Cuando el cirujano cambió tu corazón, cosió todas las estructuras que lo unen a tí, excepto los nervios, que son imposibles de coser ... Si, el corazón tiene nervios y el tuyo ya no. No los echarás de menos, si sabes para lo que sirven.

Cuando nos asustamos, echamos a correr o sencillamente nos levantamos de la cama, el corazón por influencia nerviosa, aumenta su velocidad de latido para adaptarse a la nueva situación. El tuyo va a "piñón fijo", por eso si te levantas bruscamente, o sí echas a correr de repente puedes marearte. Necesitas períodos de precalentamiento , debes iniciar y terminar el ejercicio lentamente.

pescador.gif (57256 bytes)

Son muy sanos el paseo, la bicicleta,. la natación, la pesca, etc.Otra consecuencia de la falta de nervios o denervación es la ausencia de dolor cardíaco.Como es lógico, el corazón trasplantado también puede padecer cardiopatía isquémica, y si fue esto lo que acabó con el otro, con más razón. Es más, la ateromatosis coronaria, o sea la enfermedad por estrechamiento de las arterias coronarlas, es en ocasiones un problema serio en corazones trasplantados.Esta circunstancia unida a la ausencia del dolor anginoso puede permitir la progresión de la enfermedad.

  1. Abstinencía absoluta de tabaco, evitando incluso los ambientes con humo.Control habitual del peso corporal. Debes tener una báscula y tomar buena nota una vez por semana de la evolución de tu peso. Te indicaremos cual es tu peso ideal.
  2. Control de la presión arterial. Ya hemos comentado que por varias razones, tu tensión tenderá probablemente a ser alta.

Aunque no es imprescindible puedes aprender a medirla tu mismo. Pídeles a tus enfermeras que te enseñen mientras estás en el hospital. Tómatela tú para que luego comprueben ellas si lo has hecho bien. Hay a la venta aparatos que lo hacen casi solos, pero son caros y la forma clásica de medirla es sencilla.Necesitas un esfigmomanómetro y un fonendoscopio. El primero es un manguito de tela con cierre de velcro, que contiene un balón de goma. De él salen uno o dos tubos. Uno con una pera que permite hinchar el balón y una llave para que no se desinche. El otro, con un "reloj" que mide la presión dentro del balón. A veces está todo en un solo tubo.

El fonendoscopio o estetoscopio es una membrana que trasmite el sonido a los oídos a través de unos tubos de plástico.

Coloca el manguito en el brazo, por encima del codo, cierra la llave, hincha el manguito hasta más o menos 180 mmHg. Pon la membrana del "fonendo" en el pliegue del codo, más bien un poco hacia tí (el sitio exacto es donde, sin el manguito, se palpa el pulso de la arteria del brazo) deja deshinchar el globo muy despacio, abriendo la llave una pizca. De repente oirás con el "fonendo" un soplido rítmico que coincide con el latido del corazón, la presión sigue bajando y el soplido desaparece.

Observa a qué presión aparece el sonido de soplo y a que presión desaparece. Son las presiones sistólicas y diastólicas respectivamente.

Ensáyalo hasta que te salga bien y toma nota de los resultados.

tension.jpg (43131 bytes)

4.- Control del colesterol. Los análisis nos indicarán sí tus cifras son correctas. En cualquier caso, haz la dieta exenta de grasas de origen animal. El colesterol se encuentra, sobre todo en la yema del huevo, la nata, la mantequilla, los riñones, el hígado, las mollejas y la carne de caza o cerdo. Debes evitar estos productos.

En cualquier caso hoy disponemos de fármacos que controlan muy eficazmente el colesterol.

5.- Control de la glucemia. La glucemia es la cifra que indica la concentración de la glucosa en la sangre. La diabetes es la enfermedad producida por las glucemias anormalmente elevadas y entre sus consecuencías figura la cardiopatía isquémica. Antes del alta la habremos analizado repetidamente, pues como ya comentamos, el tratamiento con corticoides eleva la glucemia. En este caso deberás ser especialmente estricto con tu régimen, esforzarte en mantener tu peso ideal pasando un poco de hambre. Pudiera ser necesario un régimen especial o el tratamiento con insulina. Esto es un poco más complicado, pues debes aprender a inyectarte tu mismo y a realizar los controles de glucemia.

Te explícamos todo esto en un apéndice especial al final.

6.- Antiagregantes plaquetarios. Ya los nombramos antes. Aunque no se conoce bien la causa, la agregación plaquetaria es uno de los mecanismos culpables, del estrechamiento y los atascos de las coronarias, al formar tapones de una sustancia llamada ateroma. La cardiopatía isquémica es la consecuencia de la ateromatosis coronaria.

La aspirina a dosis bajas es un eficaz y barato antiagregante plaquetario.