Trasplante de válvulas cardíacas



valvulñas cardiacas Algunas enfermedades producen lesiones y disfunciones de las válvulas cardíacas (mitral, tricúspide, aórtica y pulmonar) principalmente, las anomalías congénitas en niños de corta edad y algunas infecciones gaves en adultos requieren la sustitución de la válvula enferma por otra de tipo biológico o sintético para conseguir un buen funcionamiento cardíaco y evitar lesiones secundarias en el resto del corazón.

Cuando hay que hacer un recambio valvular hay dos posibilidades para restablecer la función valvular, una de ellas es la aplicación de prótesis sintéticas y la otra es el recambio con tejido biológico. La aplicación de uno u otro tipo de válvula depende de varios factores, entre los cuales los más importantes son: la enfermedad que motiva el recambio y las características del receptor. Las ventajas que ofrecen las válvulas biológicas de origen humano respecto a las sintéticas son fundamentalmente la resistencia del tejido humano a las infecciones y el hecho que no hace falta administrar tratamiento anticoagulante al enfermo que recibe el trasplante. Ambos hechos suponen una disminución de los efectos secundarios que conlleva este tipo de tratamiento quirúrgico.

Como el corazón es un órgano vital, el trasplante valvular es, en muchos casos, la única opción terapéutica, tanto en niños como adultos, para alargar la vida con una calidad aceptable.



Fuentes: http://www10.gencat.net/catsalut/ocatt/es/htm/don_tra_tei.htm