Trasplante de tejido óseo



El tejido óseo supone, actualmente, la mayor cantidad de tejido humano que se transplanta en el mundo. Catálogo de tejidos con sus utilidades médicas

Cualquier hueso del organismo puede ser implantado. Así, el trasplante de tejido óseo tiene unas indicaciones muy amplias, aunque se pueden resumir en:
 
· Situaciones de pérdida de sustancia ósea (traumatismos, intervenciones de aplicación o recambio de prótesis de cadera o rodilla, hernias discales, reconstrucciones articulares, etc.)
 
· Procesos tumorales en los que es necesaria la extirpación, total o parcial, del hueso afectado y posterior reconstrucción o sustitución de este segmento óseo.
 
· Reconstrucción de defectos en el desarrollo óseo y articular de niños.

El tejido óseo se puede obtener de un donante vivo o cadáver y se puede almacenar hasta el momento en que hay que utilizarlo.

Fuente_ http://www10.gencat.net/catsalut/ocatt/es/htm/don_tra_tei.htm

El trasplante de un fragmento de hueso o de un hueso entero conlleva la recuperación o mejora significativa de la funcionalidad de la zona afectada, permite recuperar la autonomía física del enfermo y, por lo tanto, puede mejorar muy significativamente la calidad de vida del enfermo, ya que conlleva la recuperación del funcionamiento de una articulación o extremidad.