ACTITUD DE LAS RELIGIONES FRENTE A LA DONACIÓN.
EL BUDISMO ZEN.

 

PREGUNTAS ACERCA DE LA MUERTE                              

 Extracto de "El libro tibetano de la vida y de la muerte". Página 449. Ediciones Urano, Barcelona 1994. Bibliografía aportada por D. Vicente Arraez. Coordinador de Trasplantes del H. General Universitario de Elche.

¿Es aconsejable donar los órganos al morir? ¿Y si hay que extraerlos mientras la sangre aún circula o antes de que el proceso de morir se haya completado? ¿No se perturba o se perjudica a la conciencia en el momento anterior a la muerte?                              

Los maestros a los que he formulado esta pregunta están de acuerdo en que la donación de órganos es un acto extraordinariamente positivo, ya que emana de un deseo de verdad     compasivo de beneficiar a los demás. Así pues, siempre que   responda a un deseo sincero del moribundo, no puede perjudi car en modo alguno a la conciencia que se dispone a dejar el cuerpo. Al contrario, este acto final de generosidad acumula buen karma. Un maestro dijo que todo el dolor y sufrimiento que una persona pueda experimentar en el momento de donar sus órganos, y todo momento de distracción, se convierte en buen karma.

Dilgo Khyentse Rimpoché explicó: "si no cabe ninguna duda de que la persona va a morir en pocos instantes, y ha expresado su deseo de donar sus órganos y tiene la mente llena de compasión, es correcto que le sean extraídos incluso antes de que el corazón cese de latir".