PREGUNTAS Y RESPUESTAS SOBRE LA DONACIÓN DE ÓRGANOS

DUDO PORQUE....

 ¿Cambiará la actitud de los médicos a la hora de atenderme en un momento crítico, si saben que soy donante?

              No. Los médicos trabajan siempre intentando salvar la vida de los enfermos. El equipo de trasplante no tiene que ver con el posible donante hasta que los médicos que lo atienden determinan que todos los esfuerzos realizados para salvarle han sido inútiles. A partir del fallecimiento de una persona, los médicos de trasplante tratan de salvar la vida de otros enfermos que no tienen otra posibilidad de curación.

  ¿Queda desfigurado el cuerpo después de la extracción de los órganos y tejidos?

              No. La extracción de los órganos y tejidos es una operación quirúrgica de cuyo rigor depende la vida de los enfermos que se van a trasplantar. Se realiza en quirófano por un equipo de especialistas. Una vez acabada la intervención se suturan los cortes realizados como en cualquier otro tipo de intervención, se lava el cuerpo y se envuelve en un sudario. No queda ninguna deformidad ni lesiones externas que desfiguren el cadáver.

  L A LEY

 ¿Qué Legislación regula en España la donación y el trasplante de órganos y tejidos?

             En nuestro país, la legislación que regula todas las actividades relacionadas es la Ley 30/1979, de 27 de octubre, sobre extracción y trasplante de órganos que se  desarrolla en el Real Decreto 2070/1999, de 30 de diciembre, por el que se regulan las actividades de obtención y utilización clínica de órganos humanos y la coordinación territorial en materia de donación y trasplante de órganos y tejidos y en el Real Decreto 411/1996 de 1 de marzo, por el que se regulan las actividades relativas a la utilización de tejidos humanos.

 ¿Qué es el consentimiento presunto?

              La Ley Española de Trasplantes dice: “La extracción de órganos de fallecidos podrá realizarse con fines terapéuticos en el caso de que estos no hubieran dejado constancia expresa de su oposición”. A esto se le llama consentimiento presunto. No obstante, siempre se le pregunta a la familia para conocer la voluntad del fallecido.

 LA MUERTE CEREBRAL

  ¿Qué es la muerte cerebral?

  La muerte cerebral se produce cuando una persona tiene una lesión cerebral catastrófica que ocasiona el cese total e irreversible de la actividad de todo el cerebro. Este no recibe sangre ni oxígeno y se muere.

 Las lesiones fatales pueden ser de causas:

·        Externas:  Traumatismos Craneo Encefálicos

·        Internas: Accidentes Cerebro Vasculares, Encefalopatías Anóxicas y Tumores Primitivos Benignos del Sistema Nervioso Central.

   En estos casos los órganos pueden funcionar durante un tiempo si la persona fallecida está conectada a un respirador. Sin embargo la función del corazón y del pulmón cesa si se desconecta el respirador y se suspenden las medidas de soporte artificial. La muerte cerebral está aceptada como una manera de morir desde el punto de vista médico, ético y legal. Los criterios para determinar la muerte cerebral son muy estrictos médica y legalmente.

            Hay personas que pueden permanecer en coma durante muchos años, lo que se denomina coma vegetativo irreversible, nunca recuperarán el conocimiento, pero son capaces de respirar.

   La persona en muerte cerebral no respira cuando se le retira el respirador, porque está muerta.

  ¿Quién diagnostica la muerte cerebral?

              La Ley Española de Trasplantes exige que la muerte cerebral de una persona que va a ser donante sea diagnosticada por tres médicos: dos médicos del equipo que atienden al enfermo y un neurólogo o neurocirujano, después de un período de observación adecuado en cada caso en concreto. (Anexo I, del real Decreto 2070/1999).

            ¿Los fallecidos por muerte encefálica durante el mantenimiento previo a la donación pueden presentar algún movimiento espontáneo?.

  SI pueden presentar movimientos. El diagnóstico de muerte encefálica es irreversible e inconfundible pero pueden presentarse reflejos de la médula espinal que produzcan algún movimiento de brazos, piernas, etc.. pero NUNCA reflejos de origen tronco encefálico como respiratorios, tusígeno, oculocefálicos, fotomotores, corneales, nauseoso y de respuestas cardiaca a la atropina. Todos ellos están siempre abolidos.

 

TRASPLANTES

  ¿Puede conocer la familia de un donante el nombre de los enfermos trasplantados?

              No. La Ley Española de Trasplantes exige que la donación y el trasplante sean anónimos, de manera que los médicos no pueden decir a los familiares de un donante a quien se le ha realizado el trasplante, ni a un enfermo trasplantado quien fue el donante.

            La Oficina de Coordinación de Trasplante suele enviar una nota a los familiares del donante comunicándoles los resultados de los trasplantes, pero sin decir nombres.  

¿Cómo se selecciona a los enfermos que se van a trasplantar?

              Cada hospital trasplantador tiene una lista de espera de enfermos para trasplantar: renales, hepáticos, cardíacos, etc. La Organización Nacional de Trasplantes tiene la lista general de todos los hospitales trasplantadores.

            Cuando existe un donante en un hospital se pregunta si la ONT si hay algún receptor en “Urgencia 0” (situación crítica, con posibilidad de morir en 48 horas si no es trasplantado). Este paciente tiene prioridad absoluta para ser trasplantado.

            Si no existe ninguna urgencia cero, se procede a la selección del receptor dentro de la comunidad autónoma en que se produce la donación, siguiendo criterios de compatibilidad entre donante y receptor, situación del enfermo y tiempo en lista de espera.

            Si dentro de la comunidad autónoma no existen receptores compatibles, la ONT indica en qué hospital hay un receptor adecuado, siguiendo un orden entre los distintos hospitales trasplantadores.            

Si no existiese ningún receptor adecuado en España se conecta con otras Organizaciones Europeas de Trasplantes hasta encontrar un receptor idóneo.

            Se trata de que nunca se pierda un órgano porque sabemos que cada órgano es una vida.

            Un corazón o un pulmón pueden ser conservados como máximo 5 horas, un hígado hasta 18 horas y los riñones hasta 36 horas. Como regla general podemos decir que cuanto antes se trasplante un órgano, una vez extraído, mejores serán los resultados del trasplante.

  ¿Qué son las drogas inmunosupresoras?

              El organismo humano tiene un sistema de defensa contra cualquier organismo extraño, al que ataca produciendo anticuerpos. Las drogas inmunosupresoras son medicamentos que hacen que el organismo humano disminuya la producción de los anticuerpos que atacarían al órgano trasplantado, impidiendo así su rechazo.

  MITOS EN DONACIÓN Y TRASPLANTE

              Al igual que sucede en otras tecnologías que se han desarrollado rápidamente, un gran número de rumores, mitos y mal interpretaciones se han concitado alrededor de los donantes y los trasplantes de órganos. La frustración que produce el elevado coste de los trasplantes y el déficit de donantes, así como la imposibilidad de que muchos países puedan acceder a este tratamiento, han contribuido a la difusión de estos rumores. Diferentes países han encontrado múltiples dificultades para contrarrestarlos, pese a contar con argumentos sólidos proporcionados por investigaciones rigurosas.

              En el desarrollo de estos mitos, conocidos hoy globalmente como leyendas urbanas, han contribuido notablemente periodistas sensacionalistas, políticos sin escrúpulos y gentes con intereses particulares bien definidos. Son muchos los que refieren haber conocido alguna noticia sensacionalista que relaciona la desaparición de niños en países pobres con su secuestro y muerte por mafias dedicadas a la venta de órganos y tejidos a países ricos con fines de trasplante. Ninguno de estos casos denunciado ha sido jamás probado. De ser cierto, descubrirlos sería relativamente fácil, debido a la dificultad  en ocultar una labor tan especializada como la extracción, trasporte urgente y trasplante que precisa la colaboración de muchas personas. 

              Sin embargo, algún tipo de comercio más o menos legal o tolerado si que existe en algunos países como India, Sudamérica y sudeste asiático donde es posible que alguien venda uno de sus riñones a un desconocido enfermo de insuficiencia renal crónica. Esta transacción, prohibida en todos los países occidentales y éticamente criticable desde nuestra cultura, sucede en un contexto económico de gran desigualdad social y con difícil acceso a la diálisis crónica.

              Este comercio de riñones resulta imposible en España y no sólo por la expresa prohibición de la Ley, sino porque ningún profesional sanitario accedería a colaborar con esta ilegalidad comprometiendo si prestigio y libertad. Por otro lado la Organización Nacional de Trasplantes y las autoridades Sanitarias de las administraciones autonómicas y locales controlan todos los donantes y todos los órganos trasplantados, de tal forma que nunca se podría realizar en España una operación de trasplantes sin que donante y receptor sean conocidos y queden registrados.

 

EL DINERO Y LOS TRASPLANTES

  ¿Cuánto cuesta un trasplante?

              Un enfermo de riñón en diálisis (riñón artificial) durante cinco años, le cuesta a la Seguridad Social 82.897,59 € (13.793.000 ptas.)

            Un trasplantado renal (incluyendo la operación), durante cinco años cuesta 82.897,59 € (5.579.000 ptas). Se ahorran, por lo tanto unos 480.809,68 € (8.000.000 de ptas.) en cinco años, por cada enfermo trasplantado. La calidad de vida de un trasplantado renal es mucho mejor que la de un enfermo en diálisis.

            Los costes de un trasplantado cardíaco durante el primer año son unos 36.060,72 € (6.000.000 de ptas.) los de un trasplantado de hígado unos 45.075,90 € (7.500.000 pts.) y los de un trasplantado de pulmón unos 54.091,08 € (9.000.000 de ptas.). ¿Qué precio le ponemos a la vida?.

  ¿Tiene que pagar algo la familia por la donación o por el trasplante de órganos?  

            No. La Ley de Trasplantes exige que tanto la donación de órganos como el trasplante sean gratuitos. La familia de un donante no paga ni cobra por la donación. En España los enfermos trasplantados tampoco pagan por el trasplante ya que está incluido entre las prestaciones sanitarias de la Seguridad Social para todos los españoles.  

¿Está permitido el comercio de órganos humanos?  

            No. La ley Española de Trasplantes prohíbe terminantemente recibir cualquier tipo de compensación por la donación de órganos. Ocurre lo mismo en todo el mundo occidental.

  Todos los españoles pueden recibir un trasplante, sin discriminación de ningún tipo, ya que si no fuera así los ricos tendrían más oportunidades que los pobres. Existen algunos países como la India o Egipto donde está legalizado la compra de un riñón de vivo para trasplantar a un enfermo renal.

  Recuerde:

·        Si decide hacerse donante, rellene los datos del carnet de donante. Los menores de 18 años deben tener la autorización de sus padres o tutores legales.

·        Comente con su familia su decisión, especialmente con los familiares más cercanos.

·        Lleve con usted el carnet de donante.

·        Anime a otras personas a hacerse donantes.

·        Todos podemos enfermar y necesitar un trasplante.

 

HÁGASE DONANTE DE ÓRGANOS Y TEJIDOS.

UN DONANTE PUEDE SALVAR VARIAS VIDAS.