LA ENTREVISTA DE DONACIÓN

 

La solicitud de donación es el eslabón más débil en el complejo proceso del trasplante de órganos ya que nuestra actuación se ve limitada a la decisión que tomen los familiares en un momento de shock emocional. Los profesionales sanitarios debemos ayudar a estos familiares a aceptar la irreversibilidad de la muerte encefálica, de igual manera, que a los familiares de los pacientes que fallecen en asistolia. Muerte solo hay una, lo que cambia es la forma de llegar a ella. Darles falsas esperanzas por ver que su corazón todavía se mueve y respira gracias a un respirador impide que inicien su proceso de duelo de una manera normal. Debemos animar a estos familiares a que acepten la donación como la única recompensa en una situación dramática, siempre teniendo conocimiento de que han aceptado la muerte.

No se debe hablar de donación sin que los familiares tengan una clara comprensión de que la muerte encefálica es el fin de la vida.

El objetivo de una solicitud de donación es facilitar la ayuda emocional que la familia necesita para iniciar su duelo de la manera más adaptada posible y desde una perspectiva de generosidad y solidaridad que favorezca una actitud positiva hacia la donación.

La familia se encuentra en una situación de crisis vital debida a la pérdida de un ser querido y que desembocará inevitablemente en el inicio de un duelo. Debemos ser respetuosos con el tiempo que necesiten para asumir la pérdida y con las manifestaciones de su duelo.

El duelo es un proceso fisiológico ante cualquier pérdida humana o material. La experiencia de las pérdidas es parte de la experiencia humana y se sufre a lo largo de la vida. Da la oportunidad de ayudar a otros cuando sufren trances similares.

Las fases del duelo son:

FASE I: 

  • De shock,estupor, embotamiento e insensibilidad. 
  • Negación, incredulidad 
  • Pánico. 

FASE II: 

  • Sentimiento de culpa 
  • Furia, ira, rabia y resentimiento 
  • Depresión y abandono. 

FASE III: 

  • De recuperación 

FASE IV: 

  • Afirmación de la realidad y recuperación

La entrevista de donación debe de estar enfocada a facilitar el paso de la situación de crisis al inicio del duelo. Se caracteriza por:

  • Tener un objetivo 
  • No debe ser directiva y sí adaptativa. 

Es muy importante ESCUCHAR. Para manifestar que se está escuchando: 

  1. Silencio profesional. Ante cualquier expresión, verbal/no verbal, del familiar, el profesional debe manifestarse en silencio con expresiones no verbales (cabeceos) de que está escuchando.
  2. Repetir el último mensaje expresado por la familia. Con ello se hace evidente la escucha.
  3. Reconducir. Mediante un resumen de la información avanzar hacia la solicitud de donación.

 

  • Se debe reflejar y clarificar el contenido emocional 
  • Debe facilitar una relación terapéutica positiva 
  • Autenticidad: no actuar. 
  • Consideración positiva. Aceptar cualquier manifestación de los familiares. 
  • Empatía, ponerse en el lugar de los familiares.

LA SOLICITUD DE DONACIÓN se debe realizar según el siguiente esquema:

  1. No se debe de iniciar la solicitud de donación hasta tener evidencias de que la familia a comprendido que su ser querido ha muerto. 
  2. Preguntar la voluntad del posible donante. 
  3. Utilizar argumentos que afectarían directamente al posible donante. 
    • Generosidad Ej.: "¿Le gustaba ayudar a amigos y vecinos?" 
    • Reciprocidad Ej.: "¿A él/ella le hubiera gustado ser trasplantado de haber sido posible?" 
    • Valentía Ej.: "¿Él/ella hubiera aceptado donar sus órganos?". 
    • Utilidad Ej.: "Él/ella ya no los necesita (los órganos)". 
  4. Utilizar argumentos que afecten al grupo 
    • Solidaridad individual Pretendemos aliviar situaciones ineludibles en momentos muy dramáticos (vehiculizar trámites judiciales, etc..)
    • Solidaridad grupal Ej.: "¿Conocen a alguna persona trasplantada o en programa de hemodiálisis)". 
  5. Utilizar argumentos que afecten a la Sociedad 
    • Solidaridad social Ej.: "Todos en algún momento los podemos necesitar".

El resultado de toda entrevista puede ser, bien una aceptación de la donación o el rechazo de la misma. Nuestra actuación dependiendo de la respuesta ha de ser: 

a) si aceptaron la donación: 

  • Cumplir promesas 
  • Informar de lo que nos hayan solicitado 
  • Avisar del final y hora 
  • Informar de los resultados de la donación que nos hayan solicitado y sin dar ninguna posibilidad de localización y/o identificación de los receptores. Según la Ley donación y trasplante son anónimos. 
  • Enviar carta de agradecimiento meses después. 

b) Si rechazaron la donación: 

  • Cumplir lo prometido 
  • No culpabilizar 
  • Utilizar los mismos recursos 
  • Dejar posibilidad abierta (si es posible) 
  • Dejar claro forma de localizarnos

La RELACIÓN DE AYUDA a la familia debe continuar mientras lo requieran. Ellos van a ser nuestra mejor publicidad social. Tendremos siempre muy presente que SIN EL CONSENTIMIENTO DE LA FAMILIA de los potenciales donantes NO HAY TRASPLANTES

Para la mayoría de las familias que han pasado por la experiencia de la donación, éste es un recuerdo positivo y que les permite rememorar el suceso con menos pena.

El personal sanitario juega un papel fundamental en la aceptación de la donación, ya que es el eslabón más cercano a pacientes y familiares. Es por ello que nuestro nivel de comunicación debe ser lo más sencillo y claro para hacerlo entendible, pues los familiares suelen desconocer la jerga médica.