EL MANTENIMIENTO DEL DONANTE MULTIORGÁNICO

 

 

El mantenimiento del donante multiorgánico, trabajo en ocasiones ingrato, y que supone un sobreesfuerzo tanto asistencial como emocional, hay que asumirlo como importante y muy necesario ya que no podemos olvidar los miles de pacientes que gracias a un trasplantes son portadores de una mejor calidad de vida o que simplemente gracias a ello hoy aún están vivos.

Enfermera REanimacion

Los objetivos fundamentales en el mantenimiento del donante de órganos son:

  • conseguir una estabilidad hemodinámica con una oxigenación adecuada (tensión arterial, frecuencia cardiaca, etc..)
  • corrección de otros problemas frecuentes como son
    • hipotermia
    • diabetes insipida neurogénica
    • alteraciones electrolíticas

Hemodinámica

Conseguir una estabilidad cardiocirculatoria que garantice la correcta perfusión de los órganos que van a ser posteriormente trasplantados, es uno de los objetivos prioritarios en el mantenimiento del donante.

Soporte respiratorio

Durante la muerte cerebral, por definición, existe una ausencia de respiración espontanea por lo que es preciso el soporte respiratorio mediante ventilación mecánica para mantener un adecuado intercambio gaseoso.

Arritmias

Los traumatismos craneoencefálicos son la causa más frecuente de muerte cerebral, es bien conocido que en estos casos se producen alteraciones en el funcionamiento eléctrico del corazón (alteraciones del segmento ST, de la onda T, arritmias auriculares y/o ventriculares).

Hipotermia

En la muerte cerebral, al desaparecer la función del centro termorregulador (el hipotálamo), se produce una hipotermia progresiva que, si no se controla, puede llegar a provocar graves complicaciones.

Otros problemas:

  • Alteraciones metabólicas
  • Alteraciones hematológicas
  • Diabetes insípida neurogénica
  • Alteraciones hormonales

A continuación..

Cuidados de enfermería en el donante potencial de órganos.


Curso de Postgrado:
El Proceso de donación y trasplante de órganos y tejidos.

Cuidados de enfermería en el donante potencial de órganos.
Carmen García López

Coordinadora de Trasplantes. Hospital Marqués de Valdecilla (Santander)

Los donantes de órganos presentan graves alteraciones hemodinámicas, con consecuencia de la muerte cerebral, que pueden comprometer la perfusión oxigenación de los órganos y su viabilidad.

El objetivo del personal sanitario que atiende a los donantes debe estar encaminado a conseguir la estabilidad hemodinámica para lograr una adecuada presión de perfusión de todos los órganos para favorecer el funcionamiento temprano del injerto. Los cuidados irán encaminados a:

1. Aplicar medidas generales iguales a las de cualquier otro enfermo ingresado en UCI.

Debo precisar que los cuidados que se administran al donante de órganos están enfocados a cubrir sus necesidades fisiológicas, ya que desde el momento que se diagnostica la muerte cerebral, sus necesidades psicológicas dejan de existir. Sin embargo, existe una familia a la cual si que es necesario prestar apoyo psicológico ente la pérdida brusca de un ser querido.

El donante debe recibir los mismos cuidados que cualquier otro enfermo de la UCI. Se le deben aplicar cambios posturales adecuados para evitar las úlceras por decúbito. Se deben proteger los ojos para evitar que se resequen las córneas y puedan ser trasplantadas; deberemos mantenerlos siempre húmedos mediante apósitos empapados en suero salino y administración de colirios. la tráquea debe ser aspirada frecuentemente para evitar el acumulo de secreciones que favorecen la aparición de atelectasias y neumonías. Se aconseja realizar lavados orales y endotraqueales. La S.N.G. deberá conectarse a bolsa para evitar la broncoaspiración. Las vías venosas deberán curarse cada 24 horas para evitar la infección.

2.- Asegurar un adecuado soporte hemodínámico

Las alteraciones hemodinámicas que con más freruencia suelen aparecer en el donante son: aumento de la PIC, alteraciones del ritmo (bradicardia o taquicardia), hipotensión, hipovolemie, poliuria, hiperglucemia, etc.

Los cuidados deben ir encaminados a conseguir una adecuada perfusión de los órganos a trasplantar, manteniendo a ser posible una presión arterial sistólica superior a 100 mm Hg. Para ello deberemos:

  • Conseguir una adecuado gasto cardíaco mediante la infusión de líquidos, preferiblemente Ringer Lactado, hasta conseguir una PVC superior a 10 cm H2O ó PCP de 15 mm Hg.
  • Evitar alteraciones del ritmo mediante la administración de drogas vasoactivas.
  • Administrar inotrópicos, según prescripción médica. Este es un tema muy controvertido pues su administración aumenta el fallo del injerto renal y cardíaco. Suele utilizarse dopamina a dosis bajas. Están contraindicadas la administración de drogas vasopresoras.
  • Realizar de forma rutinaria determinación de iones en plasma, ya que las alteraciones electrolíticas son muy frecuentes en el donante.
  • Control de la presión arterial, temperatura, frecuencia cardíaca y diéresis horaria,
  • Control del balance hídrico cada 6 horas.

3.- Mantener una oxigenación adecuada

La ventilación mecánica es necesaria en el donante para mantener una adecuado oxigenación y ventilación. Se recomienda el uso del suspiro para evitar atelectasias. La hipoxia se corregirá con aumento de la FlO2 Y PEEP, teniendo presente que esta última tiene una repercusión negativa sobre la hemodinámica. Es aconsejable que esta no supere los 5 cm de H2O.

Deberemos controlar:

  • Los parámetros del respirador durante cada turno.La saturación de oxígeno mediante pulsioximetría que deberá mantenerse entre el 95-100%.Se sacarán gasometrías según prescripción médica, para valorar posibles alteraciones.La permeabilidad de las tubuladuras del respirador y de los drenajes torácicos si los tuviera. Es necesario utilizar humidificador entre el tubo y el respirador.Las secreciones bronquiales, realizando lavados y aspirando por lo menos cada 6 horas. La aspiración de secreciones se realizará, en todos los casos, con las máximas condiciones de asepsia para evitar la infección respiratoria, cuya presencia nos impediría realizar el trasplante de pulmón.
  • Por último 20 mín. antes de que el donante sea trasladado a quirófano para la extracción, debe ser oxigenado con una FiO2 al 100%,

 4.- Control de la temperatura

La hipotermia es un hecho común a la muerte cerebral debido a la falta de funcionamiento del centro termorregulador. La hipotermia puede provocar alteraciones en la función renal, coagulopatías y arritmias cardíacas, con fibrilación ventricular y parada cardíaca. Se deben tomar medidas terapéuticas para elevar la temperatura por encima de los 34-35º.En los donantes, es necesario un control horario de la temperatura, debe corregirse la hipotermia mediante medidas como fluidos IV calientes, humidificación y calentamiento de gases inspirándolos y calentamiento externo mediante manta y/o lámpara de calor. Algunos autores recomiendan envolver la cabeza del donante con papel de aluminio y colocación de lámpara de calor a medio metro.

En caso de hipertermia, será necesario aplicar medidas físicas (toallas mojadas, ventilador y administrar antitérmicos prescritos.

5.- Control de la monitorización

La monitorización hemodinámica invasiva en el donante es esencial para asegurar un adecuado mantenimiento y viabilidad del injerto.Son obligatorios los catéteres de PVC. La vía arterial debe estar canalizada y deben realizarse gasometrías seriadas. La pulsioximetría es de gran utilidad.El sondaje urinario para monitorizar la diuresis, también es obligatorio.

  • La temperatura debe monitorizarse mediante termómetros cutáneos o rectales.
  • Por último, las presiones pulmonares suelen monitorizarse mediante catéter de Swan-Ganz, aunque su colocación no es imprescindible.

Se mantendrá al donante, según las pautas indicadas, mientras se realiza la selección de los posibles receptores y se coordinan los diferentes equipos implicados en la extracción.

6.- Corrección de otros problemas

  • Si el paciente presenta poliuria, es decir diéresis superior a 500 cc./hora es sugestivo de diabetes insípida. El tratamiento de la misma consistirá en la administración de vasopresina, hasta conseguir una diuresis de 100 cc /hora.
  • La hiperglucemia también es frecuente en los donantes y suele tratase con insulina endovenosa en perfusión continua.

La infección hospitalaria es común en los donantes que precisan mantenimiento superior a las 48 horas. Suele influir, la Inserción de catéteres, la colocación de sondas, la traqueotomía y la ventilación mecánica así como el tratamiento con antibióticos que favorecen la aparición de resistencias.

Para descartar la presencia de sepsis se recomienda la realización de hemocultivos seriados, ya que su aparición impedirá o retrasará la realización de trasplante.

En muchos centros se administran de forma rutinaria, antibióticos profilácticos al donante de órganos.

  • Para disminuir los riesgos de infección en el área quirúrgica, es recomendable rasurar al donante antes de su traslado a quirófano.
  • Asimismo es necesario reservar cuatro unidades de sangre por si fuera necesario utilizarlas durante la extracción.

Con todo esto he intentado desarrollar los protocolos que se deben cumplimentar con un donante multiorgánico. Me gustaría resaltar que muchos de los pasos pueden obviarse en el caso de que al donante solo vayan a extraerle un órgano, Así en el caso de que se trate de una:Extracción renal: solo se extraería analítica para determinación de iones y creatinina y se realizaría ECO renal y extracción del ganglio inguinal

  • Extracción hepática: se le pedirla perfil hepático y ECO abdominal.

Me gustaría resaltar en este apartado, que el uso de drogas como Dopamina y Dobutamina, deben controlarse al máximo, pues en muchas ocasiones el médico responsable del trasplantado, pone pegas a la hora de admitir al donante, porque manifiestan que la administración de dosis altas de estas drogas influye negativamente en la viabilidad del órgano trasplantado. Así mismo, en el caso de trasplante pulmonar, debe evitarse el uso de PEEP elevada, no debiendo ser superior a 5 cm; así cómo la PVC requiere un control exhaustivo, debiendo mantenerse entre 5-8 cm de H2O.

Es imprescindible hablar con la familia, informar a la familia sobre el estado real del donante, con un vocabulario adecuado evitando tecnicismos, Debemos establecer una adecuada relación con ellos, escucharles con empatía y facilitarles una estancia y tramitación adecuada, 

El trasplante de órganos requiere. como ya hemos podido comprobar, del concurso de muchos servicios y personal especializado, que la mayoría de las veces hemos de "dejar de lado" lo ingrato que puede resultar trabajar con pacientes clínicamente muertos, para valorar muy positivamente el agradecimiento que nos demuestran los muchos trasplantados que hoy pueden vivir gracias al sacrificio de otras personas.