LA EXTRACCIÓN DE ÓRGANOS

 

Dentro de la labor de los coordinadores de trasplantes, la extracción constituye indudablemente el punto en el que los diversos esfuerzos realizados a lo largo del tiempo para conseguir una donación culminan y entran en máxima tensión. A la organización relacionada con la extracción la denominamos en argot "operativo".

En el momento de la extracción de órganos se expone el sistema de coordinación al control externo del resto del hospital y, a menudo, de compañeros de otros centros.

El buen término de una extracción es fruto de largas horas de trabajo rutinario y anónimo, que no deben descuidarse.

La logística de la extracción de órganos puede analizarse según cuatro puntos de vista:

  1. Medios materiales necesarios para la extracción multiorgánica; necesidades y localización del personal que interviene.
  2. Preparación de la extracción multiorgánica.
  3. Coordinación intrahospitalaria en el momento de la extracción.
  4. Reposición y análisis a posteriori del acto extractor.

 extraccion higado

"TÉCNICA QUIRÚRGICA EN LA EXTRACCIÓN DE ÓRGANOS"

El objetivo que persigue la extracción es conseguir un órgano viable sin lesionarlo y preservarlo hasta su implante. Hoy en día esto se logra gracias a los avances en la técnica quirúrgica de extracción multiorgánica y al empleo de soluciones de preservación frías a (4ºC) que difieren en su composición según el órgano a extraer. Así conseguimos mantener viables un corazón 4 horas, un pulmón entre 7 y 8 horas, un hígado entre 12 y 18 horas y un riñón o un páncreas hasta más de 24 horas.

El coordinador de trasplantes debe planificar la actuación de todo este personal tanto en lo referente a localización del personal, su transporte (en caso necesario) al centro extractor; la hora de inicio de la extracción y traslado de vuelta al centro donde se implanten los órganos, siempre teniendo en cuenta las peculiaridades de cada órgano y el tiempo disponible para su implante con garantías.

donante asistolia llegada equipos

El proceso de extracción multiorgánica en el donante cadáver mantenido hemodinámicamente conlleva la actuación y coordinación de varias disciplinas quirúrgicas que deben intervenir de forma simultanea sin afectar a la viabilidad de los diferentes órganos a extraer.

En el caso de un donante "ideal" del cual pueden obtenerse todos los órganos hoy en día trasplantables, se requiere la actuación de los siguientes equipos quirúrgicos:

  1. Cirugía cardiaca: Un cirujano, un ayudante y un perfusionista/instrumentista.
  2. Cirugía Torácica: Un cirujano, un ayudante y un perfusionista.
  3. Equipo de extracción hepática: un cirujano, dos ayudantes y un perfusionista.
  4. Equipo de extracción renal: un cirujano, un ayudante, un perfusionista.
  5. Cirujanos extractores de otros tejidos (piel, huesos, válvulas cardiacas, córneas)
  6. Anestesista (del centro extractor)

El hospital generador de los órganos aporta también el/la enfermeros instrumentista y resto de personal de enfermería, auxiliares y celadores precisos para la extracción.

equipos extraccion organos

El proceso de extracción de órganos comprende dos fases quirúrgicas:

Cirugía "in situ": es la cirugía que se practica en el donante de órganos; su objetivo es la extracción de un órgano sano y viable. Es lo que generalmente recibe el nombre de "extracción".
cirujia banco donacion organos Cirugía "ex situ": preparación final del órgano ya extraído y perfundido que se efectúa fuera del cuerpo del donante; la denominamos "cirugía de banco".

El donante cadáver puede encontrarse en situación de:

  • Parada cardiaca (donante a corazón parado): requiere una técnica similar en sus fundamentos a la de la extracción rápida..
  • Mantenido hemodinámicamente (donante a corazón latiente): este puede encontrarse en dos situaciones hemodinámicas:
    • Estable: permite la disección, canulación, perfusión y extracción reglada de los órganos (técnica clásica de extracción multiorgánica; Starzl, 1984)
    • Inestable con peligro de parada cardiaca: obliga a realizar técnicas de extracción rápidas, sin apenas disección de los órganos a extraer, siendo su objetivo la salvación del máximo de órganos posibles. Básicamente consiste en la canulación y perfusión de los órganos; posteriormente se procede a la disección y extracción de los mismos (técnica de extracción rápida; Starzl, 1987).

Básicamente estas son las dos técnicas actualmente disponibles. La denominada técnica de extracción en bloque (Nakazato, 1992) es una variante de la técnica de extracción rápida.