EL AUTOCUIDADO

 

Mirror de http://cariari.ucr.ac.cr/~patologi/hema.aspl

El autocuidado consiste en:

Acciones que permiten mantener la vida y la salud, no nacen con el individuo, sino que deben aprenderse. Dependen de las costumbres, las creencias y las prácticas habituales del grupo al que pertenece el individuo. El autocuidado permite a la persona y a su familia tomar la iniciativa y funcionar efectivamente en el desarrollo de sus propias potencialidades.

Todo usuario con insuficiencia renal crónica debe alterar su vida para sobrevivir y cuando recibe hemodiáliisis aún con mucha más razón.

Por ello es que debe aprender y realizar algunas actividades para cuidar de sí mismo. Lo más importante es que las efectúe con las modificaciones que le impone la enfermedad, lo que permitirá sentirse mejor y más independiente, le producirá más seguridad al proporcionarse su propio cuidado y en última instancia le ayudará a prevenir complicaciones.

EL SISTEMA RENAL

El Sistema Renal comprende: dos riñones, dos uréteres, una vejiga urinaria y una uretra.

Las principales funciones del riñón son:

  1. Limpian el cuerpo de impurezas y eliminan los componentes químicos que están de más en la sangre y que el organismo no necesita, ésto lo hacen a través de la orina.
  2. Eliminan el líquido extra que hay en el cuerpo.
  3. Ayudan a mantener la presión de la sangre dentro de los límites normales.
  4. Protegen los dientes y los huesos, evitando que pierdan minerales como calcio, que los mantiene fuertes y duros.
  5. Ayudan a regular la producción de los glóbulos rojos.

INSUFICIENCIA RENAL CRONICA
Se habla de Insuficiencia renal crónica cuando los riñones son incapaces de cumplir las funciones anteriores. La mayoría de las veces se presenta lentamente, no tiene cura y llega hasta una etapa terminal en la que el usuario necesita un tratamiento que realice algunas de esas funciones, utilizándose para ello un riñón artificial junto con la dieta y el tratamiento médico; existe además el trasplante renal.

Causas más frecuentes de la insuficiencia renal crónica

  1. Problemas congénitos del riñón y vías urinarias.
  2. Procesos inflamatorios del riñón llamados glomerulonefritis
  3. Daños renales debido a otras enfermedades como la diabetes, el lupus, la hipertensión.
  4. Trastornos hereditarios.
  5. Enfermedad renal debido a tóxicos.
  6. Problemas obstructivos por tumores o cálculos.
  7. Causa desconocida.

Signos y síntomas de la insuficiencia renal crónica

Los síntomas son muy variados y pocas veces claros. Algunos usuarios no muestran síntomas por mucho tiempo. Produce lesiones graves antes de que la persona sospeche que está enferma. La mayoría son de índole general: debilidad, irritabilidad, dolor de cabeza, orinar constantemente durante la noche, mareos, náuseas, vómitos, picazón, el cuerpo se hincha, hay falta de aire, pérdida del apetito, fatiga, lentitud y calambres.

Conforme avanza la enfermedad, la piel se vuelve de color terroso, seca y con tendencia a descamarse, con manchas y moretes, aumento de la presión arterial, aliento con olor a orina, dificultad para respirar, mucho sueño durante el día y dificultad para dormir durante la noche.

Base del tratamiento de la insuficiencia renal crónica
El tratamiento de la insuficiencia renal crónica se conforma de: hemodiálisis, restricciones dietéticas y tratamiento médico. El trasplante renal es el tratamiento quirúrgico de la enfermedad.

H E M O D I A L I S I S
La hemodiálisis es la purificación de la sangre a través de un riñón artificial, que funciona como un filtro formado por varios miles de fibras de celofán, las que tienen pequeños orificios microscópicos, que permiten que el exceso de agua e impurezas salgan de la sangre y pasen a la solución dializante, cuando la sangre del usuario pasa a través de ellos.

Para realizar hemodiálisis se necesita la máquina, la solución dializante, el filtro, un medio para conectar el usuario a la máquina ( fístulas arterio-venosas ). El tratamiento se realiza generalmente tres veces por semana y con una duración de tres horas, siendo valorado por el médico previamente, el que según los siguientes criterios da la indicación del mismo:

  • - cuánto líquido se ha acumulado entre cada hemodiálisis,
  • - cómo se siente el usuario,
  • - qué indican las pruebas de sangre.

La hemodiálisis no cura los riñones, de ahí la importancia de cumplir con el tratamiento estipulado. El procedimiento no es doloroso, pero existen razones que pueden hacer sentirse mal cuando se está conectado a la máquina, por lo que siempre debe avisar si siente: náuseas, mareos, ruido en los oidos, debilidad, calambres musculares, dolor en el pecho, escalofríos, calor, frío, visión borrosa o cualquier sensación extraña.

Vías de acceso para usuarios en hemodiálisis
Para poder purificar la sangre debe haber una manera de conectarle a la máquina, las vías de acceso son el medio para lograrlo y se usan las siguientes: Fístula arterio-venosa interna, fístula arterio-venosa externa y catéter subclavio.

Fístula arterio-venosa interna
Consiste en la unión de una arteria con una vena gruesa mediante una sencilla operación. Como resultado de eso, las venas del brazo se hacen más gruesas debido al flujo continuo de sangre. Puede usarse luego de un mes de estar funcionando. Cuando tiene la fístula instalada en el brazo, no debe usar reloj ni pulseras en el mismo, ni llevar cartera o sombrilla ni usar mangas apretadas u otra cosa estrecha que le apriete; no debe permitir que le tomen exámenes de laboratorio, la presión arterial o le apliquen inyecciones en dicho brazo.
Fístula arterio-venosa externa
Consiste en la introducción de una cánula en una arteria y otra en una vena, colocada por un cirujano, se puede usar de inmediato. Se mantienen cubiertas con gasa limpia. Los cuidados a tener son: no tocarla, no mojarla, no permitir que la cánula se doble, no dejar que saquen muestras de sangre de ese brazo, ni tomen la presión arterial, ni apliquen inyecciones, ni se debe usar cosas ajustadas.
Catéter subclavio
Consiste en un catéter que coloca el médico en una vena localizada cerca del cuello a nivel del hombro, puede usarse de inmediato. Los cuidados a tener son: no tocar,ni mojar, ni descubrir.

COMPLICACIONES DE LA HEMODIALISIS

Se dan complicaciones durante y después de la hemodiálisis.

Complicaciones durante la hemodiálisis

Existen dos tipos: Propias del usuario, propias del equipo.

  • 1. Propias del usuario:
  • 1.a. Disminución de la presión arterial.
  • 1.b. Calambres musculares.
  • 1.c. Dolor de cabeza.
  • 1.d. Dolor en el pecho acompañado de sudoración y frío.
  • 2. Propias del equipo:
  • 2.a. Embolia aérea, entrada de aire al usuario por ruptura o desconexión de las líneas.
  • 2.b. Mal funcionamiento del calentador del líquido del dializador.
  • 2.c. Ruptura del filtro.
  • 2.d. Errores en el baño, exceso de concentrado, no se ha añadido concentrado o se añadió menos del mismo.

Complicaciones después de la hemodiálisis

  1. Hipotensión arterial.
  2. Sindrome de desequilibrio, se siente mal, con dolor de cabeza, aumento de la presión arterial y convulsiones.
  3. Sangrado por cualquier parte.
  4. Calambres.

TRATAMIENTO MEDICO

Existen razones por las que el usuario debe tomar medicamentos, una de ellas es que durante la hemodiálisis, además de impurezas se pierden sustancias que le son útiles al organismo, tales como vitaminas y minerales. Algunos de los más usados son:

  1. Acido fólico: ayuda a madurar los glóbulos rojos.
  2. Fumarato ferroso: hierro.
  3. Hidróxido de aluminio: necesario para que no se absorba el fósforo en el intestino.
  4. Calcio: necesario para huesos y dientes.
  5. Sulfato sódico de poliestireno: permite la eliminación del exceso de potasio.
  6. Calcitriol: es vitamina D, que permite usar mejor el calcio.
  7. Metoclopramida: alivia náuseas y vómitos.
  8. Atenolol, enalapril, nifedipina, prazosin: para bajar la presión arterial.

ASPECTOS SOBRE NUTRICION

Generalmente la dieta se basará en disminución de sodio, potasio, proteínas y agua.

Sodio
La mayor cantidad proviene de la sal de mesa y el sodio hace que se acumule más líquidos en los tejidos. Algunos alimentos que contienen sodio son: embutidos, alimentos procesados, salsas, comida enlatada, consomé, carnes ahumadas.
Potasio
El comer alimentos altos en potasio puede causar irregularidades en el ritmo del corazón o paro cardiaco. Algunos alimentos que lo contienen son: aguacate, ciruelas, chocolates,frijoles, plátanos, cítricos, zapote, melón, jugos enlatados, levaduras, hongos, berros, higos, espinacas, repollo.
Proteínas
Son necesarias para reparar tejidos y para formarlos. Se encuentran en alimentos de origen animal, leche y sus derivados, carnes, pescado y huevos. Al no poder el riñón manejar grandes cantidades de proteínas, se forma un compuesto conocido como urea, que se acumula en la sangre y da problemas como: náuseas, vómitos, picazón, trastornos mentales.
Agua
Si el riñón no funciona bien, no elimina el exceso de agua, el que se acumula en los tejidos, manifestándose a través del aumento de peso, dando una serie de problemas como: falta de aire, tos, angustia, hinchazón de pies. Las frutas contienen mucha agua, por lo que es necesario restringir su ingreso.

Recomendaciones al usuario para su manejo en casa

  1. El plan alimentario debe ser bajo en sodio, potasio, proteínas y agua.
  2. El volumen de líquido por consumir debe ser semejante al volumen de orina en el día.
  3. Si no orina nada, debe restringir el consumo de líquido a 500 - 800 ml. por día ( 2 a 3 vasos de líquido ).
  4. Cuando presenta problemas digestivos como poco deseo de comer, náuseas, hipo o vómitos debe seguir las indicaciones siguientes:
    • Evite llenarse demasiado.
    • Fraccione la comida a 6 veces al día,poca cantidad.
    • Consuma líquidos separados de los sólidos.
  5. Aumente las calorías.
  6. Condimente los alimentos con especies naturales.

Alimentos permitidos

  • Grasas: aceite, manteca.
  • Azúcares: azúcar, miel, jaleas naturales.
  • Harinas: arroz, pan sin sal, pastas, tortillas,maicena, yuca, papa, camote.
  • Verduras: vainicas, coliflor, pepino, berenjena, lechuga, ayote, chayote, zapallo, espinaca, elote, nabos. remolachas, brócoli, mostaza, rábano, espárrago, zanahoria.

ACTIVIDAD Y REPOSO

La dependencia de la hemodiálisis no debe interferir con su modo de vida. Puede llevar a cabo algún trabajo, que no implique mucho esfuerzo y realizar actividades recreativas y vivir una vida familiar lo más normal posible.

Haga ejercicio físico: pues mejora la circulación y se sentirá mejor. Puede realizar pequeñas caminatas, de manera que no se fatigue mucho.

Tome en cuenta que necesita momentos de descanso que el organismo le pide.

Efectúe visitas a familiares para distraerse un poco.

ASPECTOS PSICOSOCIALES

Rehabilitación
Un usuario rehabilitado es la aceptación completa de todo el tratamiento con todas sus implicaciones. El ha aprendido a vivir con su imagen corporal deficiente, con su problema renal, con su fístula y ha aprendido a aceptar que su situación no es reversible. La velocidad con que la rehabilitación emocional se consigue depende de la buena orientación del tratamiento y los factores psicológicos siguientes:
  1. La personalidad, madurez social, inteligencia y la sensibilidad de cada usuario.
  2. Antecedentes de su enfermedad.
  3. La facilidad con que el usuario vuelve a su empleo o consigue otro o, en caso de una madre, la responsabilidad que tenga con sus hijos.
  4. La unión del usuario con su familia y las relaciones de éste con otras personas.
  5. Las actividades del equipo médico y de enfermeras para con el usuario.
  6. El deterioro o rehabilitación que el usuario observe de sus compañeros.
  7. La ayuda económica con que cuente para la hemodiálisis.

Los usuarios preparados con tiempo, antes de comenzar el tratamiento, por medio de una explicación detallada, logra una más rápida rehabilitación, al igual que las personas que mantienen un estímulo que los haga luchar por vivir, como es el caso de una madre con niños pequeños.