El Hospital General de Alicante realizó el 28 de mayo de 2009 el primer trasplante renal entre vivos de la provincia