informacion.gif (5506 bytes)

INFORMACIÓN Viernes, 28 de septiembre de 2007

 

REPORTAJE

Mil y una vidas

El Hospital General realiza los trasplantes renales número 1.000 y 1.001 en dos pacientes de Elche y Alicante tras 20 años de experiencia

Ángel y Antonia, los últimos pacientes trasplantados de riñón, junto a parte del equipo sanitario que les atiende  

Antonia y Ángel recibieron el viernes los riñones número 1.000 y 1.001 en el Hospital General de Alicante , casi 20 años después de que el equipo realizara en tres horas su primer trasplante renal ; hoy el centro supera los 70 cada año.

ÁFRICA PRADO Mientras media provincia se inundaba, dos pacientes recuperaban la esperanza el pasado viernes, día en el que un donante de mediana edad cambió las vidas de Antonia Gasch Fenoll, ilicitana de 63 años, y de Ángel Aravit Martínez, alicantino de 64, que recibieron los riñones con los que podrán hacer ahora una vida normal sin estar pegados varias horas al día a una máquina de diálisis.
«A mí me llamaron a las 9 de la noche y me dijeron que cenara poco y me fuera al hospital. Yo me puse un pelín nerviosa y a la mañana siguiente me hicieron el trasplante. Llevaba en lista de espera desde junio y la verdad es que he tenido mucha suerte. Estoy muy agradecida a los familiares de los donantes, que son los que ponen el punto y final a esto, y a todo el personal del hospital», señala Antonia, que ha vivido 14 años con un solo riñón y supo el lunes que se convertía en la trasplantada número 1.000 del hospital: «Mira qué número más bonito», dijo.
Antonia ha pasado 14 meses en diálisis «y los pinchazos los llevaba fatal», pero le supera Ángel, el número 1.001, que el lunes celebró su 64 cumpleaños con riñón nuevo y todavía se emociona cuando lo piensa. «Llevo dos años y medio haciendo diálisis cada dos días, cuatro horas y cuarto cada vez. Después de tanto tiempo esperando yo pensaba: 'esto no llega, esto no me va a llegar a mí'», apunta Ángel, cuya espera fue más larga porque no halló antes un riñón compatible, pero el viernes tuvo suerte: «Estoy muy agradecido y ahora veo la importancia de la donación».
Casi dos décadas han pasado desde que el equipo coordinador de trasplantes del Hospital General acometiera su primer trasplante de riñón, que duró 3 horas y en el que intervinieron 16 personas «y donde pasamos un poco de miedo y muchos nervios», como explica la enfermera coordinadora Puri Gómez, que también coordinó el primero, que se realizó el 26 de julio de 1988. Entonces, de cada donante, un riñón se trasplantaba en el hospital y el otro se mandaba a Madrid; al año siguiente ya trasplantaban los dos. Hoy esta intervención se realiza en hora y media, aunque en el último también intervinieron 13 personas, habiendo duplicado la media de trasplantes anuales, entre 70 y 80, como señala el médico Carlos Santiago.
El General de Alicante es de los que más trasplantes de riñón realiza en la Comunidad - el pasado año superó a La Fe - y es un ejemplo para el resto de España en la baja negativa familiar que encuentran a la donación - un 6% - . El 34% de los donantes es extranjero y a ello ayudan las 4 intérpretes que forman parte del equipo.