t

Fuente original http://www.lasprovincias.es/valencia/pg060105/prensa/noticias/Tema_Dia/200601/05/VAL-TMD-000.aspl

EDICIÓN IMPRESA

SANIDAD
Los valencianos son los más solidarios del mundo a la hora de donar los órganos de un familiar
1.548 personas fallecidas en España, de ellas 170 en la Comunidad, contribuyeron en 2005 a salvar otras vidas gracias a los trasplantes
Los valencianos son los más solidarios a la hora de acceder a donar los órganos de un familiar tras su fallecimiento. En el 90% de los casos responden afirmativamente a salvar otras vidas, frente al 83,5% de la media española. El coordinador de la Organización Nacional de Trasplantes felicitó a la Comunidad.
"Los valencianos han demostrado ser los más solidarios del mundo" a la hora de donar órganos de un familiar fallecido. El coordinador de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), Rafael Matesanz, explicó ayer en declaraciones a LAS PROVINCIAS que las negativas familiares a que un fallecido pueda aportar órganos para trasplantes son testimoniales en la Comunidad.

Matesanz destacó Valencia por varios motivos, que influyen en los datos presentados ayer por la ministra de Sanidad, Elena Salgado, en el balance anual de trasplantes y donaciones de órganos. En la Comunidad, se han realizado 170 trasplantes, un dato que representa el 36,2% de donantes por millón de habitantes.

Según explicó Matesanz, el equipo del Hospital General de Alicante "es experto a la hora de explicar a los familiares por qué deben donar y explica en parte los buenos resultados de la Comunidad".

Destacó el centro alicantino por haberse convertido en uno de los pocos que disponen de un traductor, lo que "ha motivado que aumenten las donaciones de órganos entre los extranjeros, tanto turistas como inmigrantes".

Las diferencias entre unas comunidades y otras se debe, según el coordinador de la ONT, al trabajo de los médicos a la hora de comunicar el fallecimiento de un familiar y después solicitar su permiso para la donación. "La metodología que están siguiendo los hospitales de la Comunidad, con el apoyo de expertos, ha servido para mejorar cada año las cifras".

Matesanz quiso destacar que incluso se ha demostrado esta teoría en inmigrantes latinoamericanos, ya que, mientras "sus países registran altas tasas de negativa familiar a donar órganos, en Valencia ya se han dado varios casos de respuestas positivas. El siguiente paso es conseguir donaciones entre los inmigrantes magrebíes y los chinos, cuyas culturas ven de forma muy negativa este tipo de prácticas".

En la rueda de prensa, Matesanz destacó además que está dando resultado un plan específico con cursos de preparación para minorías con dificultades de comprensión, jueces, forenses y medios de comunicación. "No hay soluciones mágicas", dijo, destacando además las buenas cifras de Navarra, Asturias y País Vasco.

35 donantes por millón
A pesar de que Valencia es líder en la generosidad de los familiares a la hora de donar órganos, no ocurre lo mismo en las estadísticas de donación de órganos a nivel global, donde la Comunidad es superada por otras autonomías, como Baleares y País Vasco. Estas cifras no coinciden porque son muchos los factores que influyen a la hora de que una donación se haga realidad, como la simple detección de que los órganos de un fallecido sirven para otra persona.

España se sitúa a la cabeza en donación y trasplantes de órganos, además con un triple récord, superando por primera vez los 35 donantes por millón de habitantes, cifra que en la Comunidad está por encima de la media.

Se han realizado en España un total de 1.548 donaciones, mientras el número de trasplantes ha crecido un 4% con 3.828 intervenciones. 2.197 fueron renales, 1.070 hepáticos, 287 cardíacos, 167 pulmonares, 96 de páncreas y doce de intestino.

Baleares aparece a la cabeza de donaciones. La cifra de 40 donantes por millón, considerada internacionalmente como la máxima alcanzable, es superada además por Asturias, Canarias y País Vasco. Le siguen Navarra, Cataluña, Castilla y León y Comunidad Valenciana.

En lista de espera a 31 de diciembre seguían 5.000 pacientes, la mayoría aguardando un riñón. Sanidad destacó además la reducción en la espera del trasplante hepático, pulmonar y cardíaco, "unos datos que no se registraban desde hace años".